Cine y Arquitectura

¿Usted cree que la 20th Century Fox  confiaría la dirección de una de sus películas más influyentes como Stars Wars a un editor de imagen o de sonido? ¿O al director de fotografía?

Todavía recuerdo aquel día en el que por fin conseguí la colección completa de Star Wars en DVD y vi de nuevo, con la calma y la reflexión exigidas por toda obra de arte, las seis películas. He terminado por ser más fan si cabe después de ver las cerca de 30 horas de contenidos extra sobre su proceso de creación.

La primera escena comienza con una fría mañana de Enero, a principios de los años 90, con George Lucas en la oficina situada en la planta superior de su casa. Su oficina se muestra totalmente tabicada por infinidad de documentales bélicos. El director explica que se nutre de las imágenes de vuelos de aviones de guerra de principios del siglo XX en posición de ataque o de imágenes de la formación de los soldados en el campo de batalla para aplicarlas a las escenas de vuelo y guerra de Star Wars.  Después de visionar unas cuantas horas de documentales, coge lápiz y papel, y empieza a proyectar…

Creo que estaremos de acuerdo en que lo más importante en un largometraje es la idea generadora. Sin un buen planteamiento de base, a pesar de los geniales efectos especiales que se usen, si la película es un bodrio, seguirá siendo un bodrio por muchas explosiones y saltos imposibles que se pongan. George Lucas es el creador y máximo artífice de Star Wars, pero es obvio que una película tan compleja no puede ser obra de una sola persona.  En los contenidos extra de los DVD podemos descubrir el impresionante equipo responsable del desarrollo de los tres últimos episodios de la saga. Entre otros incluye a creativos, maquetistas, diseñadores gráficos, economistas, productores y guionistas. La clave del buen hacer está en la gran motivación que siente cada uno de los miembros por su trabajo. Que todos los componentes del grupo funcionen como engranajes bien ensamblados de una misma maquina es obra de la extraordinaria labor de gestión de equipos que realiza el director.

El director es la única persona con el conocimiento general necesario para integrar a las diferentes disciplinas de creación y producción del largometraje. El director no necesita tener el conocimiento exhaustivo de todas las disciplinas, pero sí tiene la formación suficiente para ser el referente y poder dirigir a todos los colaboradores para llevar todo a buen fin.

Todos nos hemos encontrado con ingenieros que por el hecho de ser los responsables de hacer los cálculos estructurales de un edificio (punto crucial en un proyecto, todos estamos de acuerdo), se sienten con la capacidad suficiente para poder abordar en su conjunto un proyecto arquitectónico, poniendo en duda la necesidad de tener a un arquitecto como referente. De hecho, este ha sido un punto muy discutido y polémico en la adecuación de la carrera de arquitectura al Plan de Bolonia. Se discutió largo y tendido acerca de la posibilidad de que los ingenieros pudieran llegar a tener las mismas competencias que un arquitecto, con las lógicas protestas de estos últimos. Sin embargo muchas personas no comprendían las críticas de los arquitectos, que finalmente fueron escuchadas y atendidas.

Esta duda que surge alrededor de la profesionalidad y necesidad de tener a un arquitecto como referente en cualquier proyecto arquitectónico se ve reflejada también en la práctica cada vez más habitual de clientes que desean hacerse una vivienda y acuden a hablar antes con un constructor que con un arquitecto.

Un proyecto de arquitectura está formado por diferentes disciplinas, todas ellas importantes. Desde el cálculo de estructuras e instalaciones, pasando por el cumplimiento de las normativas o la elaboración de un presupuesto equilibrado.  Pero no perdamos el horizonte, todos estos aspectos contribuyen a llevar a la realidad aquello que un día quedó reflejado por primera vez en una hoja de papel, y que fue desarrollado durante mucho tiempo reflexionando sobre innumerables factores. Factores esenciales en nuestra vida diaria como la habitabilidad de un espacio, el ahorro en el consumo de energía, la integración en un territorio, la integración social, el respeto al patrimonio y un largo etcétera.

Estudio de Frank Lloyd Wright en Taliesin

Los proyectos de arquitectura se han vuelto tan complejos que los arquitectos tenemos y debemos  trabajar codo con codo junto con especialistas de diferentes áreas. Los arquitectos no podemos pretender ser expertos en todas las competencias técnicas que rodean a un edificio, ya que para eso necesitaríamos varias vidas. Sin embargo, tenemos el conocimiento general necesario para poder dirigir a los diferentes actores implicados.  Hoy más que nunca los arquitectos tenemos que ser excelentes gestores de grupos, y a medida que los proyectos aumentan en escala y en complejidad, esto se convierte en fundamental.

Así que la próxima vez que piense en construirse una nueva casa, valore si prefiere que se la haga un fontanero, un estructurista, un albañil experto en la construcción, o por lo contrario, un profesional técnico dedicado a estudiar las necesidades de las personas, sus formas de vida y los elementos técnicos que permiten transformar dichas necesidades en espacios funcionales, habitables, cómodos, amables e incluso bellos. Piense en un arquitecto.

2 comentarios :

  1. Felicidades.
    Creo que el texto es muy acertado, tiene mucha razón y espero que el público en general se entere de lo que es un arquitecto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, muchas gracias por parte por mi blog. Me alegra de que te haya gustado. Un muy cordial saludo.

      Eliminar

 
Arquitectura para el Público © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger