Liberalización y Arquitectura


Voy a citar aquella frase mítica que pronunció un conocido cabeza pensante hace algunos años: ¿quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza?




¿Qué significaría esto? Pues qué cualquier ingeniero con competencias en construcción podrá hacer cualquier proyecto de arquitectura por completo.



A lo largo de este último año he escrito muchos posts en los que hablaba acerca de la diferencia entre ingenieros y arquitectos. Si lo he hecho es porque siempre me ha llamado la atención que la gente no comprenda bien la diferencia que existe entre un perfil y otro. Es por esto que no me ha pillado demasiado desprevenido que haya salido esta propuesta de ley. Sin duda hemos sido nosotros mismos, los arquitectos, los que nos hemos buscado este problema.

La mayoría estamos poniendo el grito en el cielo con solamente considerar laposibilidad de que un ingeniero pueda proyectar. Lo que yo me he preguntado en los últimos días es si realmente un ingeniero lo haría mejor o peor que muchos arquitectos que han proyectado y proyectan auténticos bodrios urbanos por calificarlos de alguna manera.



Yo siempre he mantenido que cualquier persona es capaz de dibujar un plano y muchos son capaces de hacer que incluso funcione. Por lo tanto, ¿por qué no va a ser capaz un ingeniero? ¿No son de hecho ya ellos los que calculan todas las instalaciones y estructuras?



Si a día de hoy la gente aún se pregunta esto, es exclusivamente por culpa de nosotros, los arquitectos. Unos, por no saber explicar bien su profesión y querer vivir en una burbuja aislada del mundo real que "no comprende" las bondades de la buena arquitectura. Otros por venderse al mejor postor y limitarse a proyectar espacios que no van más allá del análisis hecho con una tabla de Excel. 



Un edificio, un espacio, es mucho más que un conjunto de habitaciones que protejan del agua y del frío, con una puerta para entrar y salir, y una ventana para que entre el sol y poder ventilar. Esto es el mínimo exigible de cualquier proyecto arquitectónico, pero a partir de ahí hay mucho más. Si los arquitectos no somos capaces de que este mensaje cale, estamos perdidos. El problema es que durante los últimos años, los años de especulación y construcciones abusivas sin control; muchos arquitectos han hecho sólamente eso, espacios que simplemente funcionaban, sin nada más de fondo, a veces ni siquiera eso.

Durante un año he intentado a través de este humilde blog que las personas que no tienen nada que ver con la arquitectura logren entender lo que realmente significa esta profesión, y porqué los arquitectos somos necesarios.



La verdad es que esta propuesta de ley de liberalización de la arquitectura me duele. Me duele porque significa que la mayoría no entiende lo que significa ser arquitecto. Me duele porque muchos arquitectos han actuado mal, muy mal, durante mucho tiempo, y esto es una de las muchas consecuencias negativas de ello. Y sobre todo me duele porque honestamente creo que muchos ingenieros serían capaces de hacerlo igual o incluso a veces mejor que muchos "profesionales" de la arquitectura que se hacen llamar arquitectos.



En mi opinión, de seguir adelante esta ley, afectaría como siempre sucede a los más débiles. Las grandes oficinas de arquitectura continuarían trabajando sin problemas en proyectos de gran escala. Sin embargo, las pequeñas oficinas y arquitectos jóvenes, al tener aun más competencia en el sector, verían muy difícil su supervivencia. 


Ahora llega la pregunta que todo el mundo tiene en mente ¿qué interés puede tener el gobierno en sacar adelante esta ley? Muy sencillo, como siempre, nunca aprenden de los errores. Durante años ha sido la construcción la que ha soportado la economía española. Esta ley pretende que los honorarios por hacer un proyecto bajen aún más debido a la extrema competencia, y eso anime a los promotores a seguir construyendo. El problema de que haya parado la construcción en España no es un problema de los honorarios, ya por lo general bajos, de los arquitectos. El problema es que se ha construido de una manera tan salvaje que ya no hay necesidad de seguir construyendo más. Hay que apostar por un nuevo modelo económico, no intentar exprimir al máximo el modelo antiguo, hasta que se hunda completamente.





Sí realmente permitir que los ingenieros puedan hacer un proyecto completo de arquitectura aportase calidad a los proyectos, no habría ninguna discusión, pero no es el caso. Además, no es necesario. Ya es posible convalidar gran parte de la carrera de arquitectura habiendo estudiado antes una ingeniería. Hay muchos buenos arquitectos que han hecho esto. Pero sin embargo permitir a un ingeniero que pueda proyectar sin haber tenido ninguna formación en arquitectura, es un craso error.


Nunca me cansaré de repetir que la figura de un arquitecto y la de un ingeniero son muy diferentes, pero absolutamente complementarias y necesarias. No termino de entender el interés de romper el equilibrio que ha funcionado durante decenios, y que de hecho ha contribuido al éxito y al respeto de la arquitectura española a nivel mundial.



Por último les invito a hacerse la siguiente reflexión ¿Dejarían que un cirujano de neurología le operase a corazón abierto? ¿O que el veterinario de su perro le escayolase su fractura de peroné? Entonces, ¿por qué dejar que un ingeniero que proyecta un puente, proyecte también las ciudades del futuro? ¿Acaso tiene algo que ver una cosa con la otra aparte del hecho de que las dos necesitan una estructura para que se tenga en pié?


0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Arquitectura para el Público © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger